Natillas con aceite de oliva y mermelada de cereza

¡Listas para tomar!
Natillas con aceite de oliva

Ingredientes

Ingredientes:
– 1 l de leche
– 1 rama de canela
– Piel de limón
– 4 yemas de huevo
– 75 g de azúcar
– 30 g de harina de maíz
– 3 cucharadas de Aceite de Oliva Virgen Extra Valle de las Monjas

Para decorar:
– Mermelada de cereza
– Hojas de menta o hierbabuena
– Mini galletas de chocolate

¡Disfruta de unas riquísimas natillas como las de la abuela!

Si hay un postre casero que nos recuerda a nuestra infancia, sin duda, es este: las natillas. ¡Qué ricas estaban las de la abuela! De chocolate, de vainilla, de turrón, con galletas, con canela, … Este delicioso dulce tiene infinidad de variedades. Pero con cualquiera de ellas es casi imposible resistirse a probarlas. Hoy, en Valle de las Monjas te volvemos a sorprender añadiendo un ingrediente especial a este postre tradicional: el aceite de oliva que aportará una suavidad extra a tus natillas que las hará aún más deliciosas, si cabe.

Cuanto antes empecemos, antes nos las comeremos. ¡Así que vamos allá!

  1. Primeramente, infusionamos la leche con la canela y la piel de limón.
  2. Batimos las yemas y la mezclamos con el aceite. Poco a poco vamos añadiendo la maicena y el azúcar y seguimos batiendo.
  3. Una vez tengamos esta mezcla, la incorporamos a la leche caliente sin dejar de remover. Dejamos que la mezcla cueza un par de minutos hasta que espese.
  4. Una vez hayamos conseguido la textura ideal, repartimos la mezcla en vasitos individuales y dejamos que temple. Cubrimos los vasos con film y reservamos al menos 1 hora en la nevera.
  5. Transcurrido este tiempo, sacamos los vasitos de la nevera y retiramos el papel film.
  6. Ahora es el turno de la decoración. Para darle un toque final a este dulce, utilizamos una mermelada de cereza y unas hojitas de hierbabuena, que darán a nuestras natillas un olor fresco y característico.

Para decorar, pero también para disfrutar, podemos incluir una galleta, espolvorear la superficie con canela en polvo o colocar una rama de canela; así como utilizar otra hierba aromática como menta. Todo dependerá de tus gustos personales. Por otro lado, para servir las natillas, te recomiendo que utilices cuencos de barro, ya que, mantienen a la perfección el sabor de las natillas y, estéticamente, aportarán un toque muy tradicional a tu postre.

Como puedes observar, en un periquete tenemos listas estas natillas con aceite de oliva y mermelada de cereza, que se convertirán en una excelente opción para disfrutar de las tardes de verano (y de primavera, otoño e invierno).

También, puedes preparar este dulce como colofón tras comer o cenar uno de los exquisitos platos hechos con las recetas de La Abuela Marga. Y si las natillas no son lo tuyo, recuerda que puedes encontrar otros postres en nuestro recetario.

¡A cocinar!